Conoce a otra de nuestras asistentes virtuales -Fernanda

Conoce a otra de nuestras asistentes virtuales -Fernanda

Hay algo que nunca dejará de sorprenderme, encontrarte con personas que aman su trabajo y que están dispuestas a dar ese extra que les permite alcanzar la excelencia.  Es el caso de Fernanda, h2o con la que me reúno para platicar su experiencia como asistente virtual en Octhopus.

Y nada más iniciar la conversación surge una metáfora que describe a la perfección la personalidad y el trabajo de Fernanda: el árbol.

Así es como se define Fernanda: “Me gusta mucho la retroalimentación, me encanta aprender cosas nuevas, siento que son parte de mi crecimiento, en todos los sentidos, profesional y personalmente; entonces así me defino como un árbol con varias ramas que unas se secan, otras crecen, otras retoñan y otras están hasta floreciendo. Esa soy Fernanda”.

Pero estas ramas que se elevan al cielo en busca de nuevos horizontes, nuevos caminos y nuevos retos también se afianzan al suelo para dar firmeza y estabilidad: “Pero también soy una persona sembrada en su realidad. Soy Fernanda y mis raíces se alimentan de mi entorno familiar, soy madre y ahí estoy retoñando, alimentándome y generando, que es lo más bonito”.

Fernanda es una asistente virtual de Octhopus, su llegada se da luego de un receso en su vida laboral para grandes empresas trasnacionales y agencias de publicidad. En el tiempo desde su llegada ha demostrado que es capaz de lograr los objetivos de sus clientes a través de un refinado poder de convencimiento. Se formación como diseñadora publicitaria le permite explorar una vena creativa y de comunicación que disfruta, particularmente cuando se trata de comunicar para convencer. Por lo que con ella no hay retos difíciles.

Fernanda afirma que luego de pasar largas horas en el tráfico y en oficinas, la opción de trabajar desde casa atendiendo a sus clientes, a quienes amistosamente llama jefes, le parece la mejor forma de compatibilizar la vida familiar con la laboral, ya que le permite calidad de vida con su pequeño hijo y grandes ahorros para sus clientes.

“El mundo corporativo no suele ser amigable con la maternidad, las profesionistas viven tiempos difíciles. El home office aún no es una opción habitual, pero afortunadamente esto está cambiando. Octhopus nos permite administrar nuestros tiempos de acuerdo a nuestras necesidades y las de nuestros clientes, lo que posibilita realizar un trabajo de acuerdo a los requerimientos del cliente. La gente que elije trabajar con nosotros es gente innovadora, que está a la vanguardia”.

Esta joven asistente virtual disfruta mucho el crecimiento que ofrece estar en constante aprendizaje: “Actualmente colaboro con cuatro jefes de diversas áreas, cada una muy diferente a las otras, de las cuales aprendo muchísimo, lo que me hace muy, muy feliz. Algunas aéreas de las que no sabes y acabas aprendiendo hacen este trabajo mucho más interesante”.

Su enorme capacidad de comunicación con la gente, su gusto por el trabajo y su fuerte sentido de colaboración hacen de Fernanda la aliada perfecta de cualquier equipo de trabajo, algo que sus jefesle reconocen constantemente. “Te involucras mucho, te pones la camiseta. Yo tengo muchas camisetas: soy mamá, soy Fernanda, la profesionista, la hija, la hermana, la compañera de trabajo y aparte soy la empresa de cada uno de mis jefes. Soy todos en uno. Te involucras a tal grado que sabes que tu trabajo hace crecer a cada uno de ellos, lo que es muy satisfactorio”.

Fernanda ha encontrado en Octhopus un gran equipo que le permite estar en constante crecimiento: “Dentro de Octhopus he aprendido que no necesitas estar todo el tiempo con una persona para reconocer que sabe. Con mis compañeras somos un equipo que nos apoyamos mucho, siempre hay una mano amiga, la mano de un Octhopus que te levanta. Una colaboración para ofrecer lo mejor de todo un equipo para el cliente. Son retos que te impulsan, es una forma de seguir creciendo, de no estancarte y de no secarte, que siga creciendo como un árbol”.

Algo que reconozco en Fernanda es su gran actitud y un carácter afable, sin duda ella es un árbol que extiende sus ramas para dar cobijo a todos los proyectos en los que se involucra. Que su salvia deje de correr para que continúe alimentando sus ramas.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados