Gabriela Fernández y el aprendizaje constante – Octhopus icon-account icon-glass
Agenda una llamada

Gabriela Fernández y el aprendizaje constante

Gabriela Fernández y el aprendizaje constante

Andrés Mayo 
Escritor en Octhopus y especialista en medios y procesos de comunicación.

Ingeniera en sistemas computacionales, egresada de una de las mejores universidades de México –Tecnológico de Monterrey Campus Laguna-, asegura que su gusto por el aprendizaje le permite la precisión y efectividad en la atención a cualquier requerimiento de los clientes, confiesa que no teme a los retos. Con estas palabras se describe Gabriela Fernández González, destacada integrante del equipo de Octhopus, con la que platicamos en esta ocasión.

Gaby asegura que trabajar en Octhopus le ha permitido un desarrollo profesional que no esperaba. Esta experiencia le ha demostrado que el teletrabajo es el futuro de muchas empresas, así lo demuestra un gran sector de profesionales independientes. 

“El trabajo a distancia beneficia a las dos partes. Por un lado el cliente no necesita la infraestructura de una oficina, con los gastos que esto representa. Además, no importa que se encuentre en una ciudad pequeña o una ciudad grande siempre puede contar con un equipo de profesionales del más alto nivel a su disposición.

Por el otro, siendo asistente virtual puedo trabajar desde casa, atender a mi familia, si tengo algún compromiso, lo puedo cumplir sin problema. El trabajo a distancia me ofrece libertad de tiempos y horarios. Además, no necesito estar en un solo lugar. Cargo con mi oficina en el teléfono, la computadora y cualquier lugar puede ser el lugar adecuado para trabajar. En resumen, el trabajo a distancia me ha dado calidad de vida.”

Gaby se muestra convencida de que ser asistente virtual es una cuestión de actitud y de aptitud a partes iguales. 

“Ser ingeniera de sistemas computacionales me ha enseñado a buscar siempre la solución más adecuada para resolver los retos que se presentan. Además, durante mis trabajos anteriores me desempeñé en áreas de calidad, es un gran aprendizaje. Aprendí a investigar, a documentarme. Esto es una característica personal. Suelo tener todo muy bien documentado. Este enfoque lo aplico constantemente, por lo que puedo asegurar al cliente que siempre estaré ofreciendo la solución ideal para sus necesidades.

Cada cliente tiene necesidades muy precisas, trabajar con diferentes clientes te permite un aprendizaje acelerado, por lo que siempre desarrollas capacidades nuevas. Obtienes experiencia que más adelante puedes aplicar en otros clientes. Esto es algo que me gusta mucho porque no me permite permanecer estática, siempre estoy innovando.”

Aunque en muchos países el trabajo a distancia es una práctica habitual, México aún ofrece una gran oportunidad de desarrollo. Convive una demanda en crecimiento con una oferta consolidada.  

“En México cada vez existen más personas trabajando con asistentes virtuales, aunque gracias a las nuevas tecnologías, no solo tenemos clientes de México. He tenido la oportunidad de trabajar con clientes que no son de México y es cuando he notado la diferencia, pero también he notado que en el país vamos avanzando hacia una mejor integración del trabajo a distancia y la colaboración con asistentes virtuales.

Para mí, contar con un asistente virtual es mejor que contar con uno presencial, eso lleva al cliente a ser eficiente con sus tiempos, a ser puntual con sus solicitudes, logrando ahorros en tiempo y gastos, sin sacrificar la calidad.”

Gabriela considera el trabajo en Octhopus como una gran experiencia.

“Estos años han sido muy interesantes, y de retos contantes, especialmente luego de haberme tomado unos años para formar una familia. Al retomar la vida laboral el reto fue integrarme a un equipo de trabajo con el que me relaciono a distancia. Los que integramos Octhopus nos encontramos en ciudades distintas, por lo que al inició pensé que la coordinación podría ser complicado, pero el sistema de trabajo está tan bien organizado que fluye de forma muy fácil. La colaboración es constante.

Por otra parte, aprender a coordinar mis tiempos laborales y los que dedico a la familia, para no afectar a ninguno, fue una curva de aprendizaje que debí afrontar. Hoy no veo otra mejor forma de trabajar, sobre todo cuando veo los resultados obtenidos y la retroalimentación de los clientes. Estoy muy satisfecha de formar parte de una empresa con visión de futuro, que acompaña a sus clientes hacia el éxito”.

Agenda una llamada y cuéntanos tus retos o problemas 

y descubre si somos la mejor solución para ti.



Post más antiguo Post más nuevo

MXN