icon-account icon-glass
Llámanos +52 (55) 5015-1521

Cerebro de mono

Hola, hoy quiero compartir contigo uno de los conceptos básicos del Mindfulness: El cerebro de mono. En un artículo anterior comentaba qué es el Mindfulness. Básicamente, se trata de la capacidad que los seres humanos podemos desarrollar para lograr la atención plena, lo que nos permitirá relajarnos y eliminar el estrés de la vida cotidiana.

¿Y de qué se trata El cerebro de mono?

Con este curioso término denominamos a nuestra mente, cuando pasa de un pensamiento a otro, sin permitirnos la calma, como si fuera un mono que salta de rama en rama sin descanso. El Mindfulness es capaz de entrenar a nuestra mente para mantenerla quieta, en un estado de profunda concentración, dejando de lado las preocupaciones y el estrés que esto nos genera.

Bastan dos sencillos pasos, que puedes practicar en cualquier momento, para comenzar a tranquilizar tu cerebro de mono.

Primero realiza tres respiraciones profundas, llena tus pulmones de aire al tiempo que permites que éste infle tu estómago, de esta forma regularizarás tu respiración. A continuación, regresa a tu ritmo normal de inhalación y exhalación, trata siempre de que el aire llene tu estómago.

El segundo paso consiste en fijar toda tu atención en el proceso de la respiración. Para realizarlo, escoge un punto donde sientas la entrada del aire a tu cuerpo. Puede ser la nariz, la garganta o incluso el vaivén de tu vientre al inhalar y exhalar. Cierra los ojos y concentra tu atención en la respiración.

Eso es todo, por increíble que parezca, esta técnica y su práctica cotidiana permitirá que tu estrés se reduzca y con ello obtengas una mejor concentración, un descanso más completo y tu organismo se restablezca, gracias a la oxigenación adecuada de tus células. Dedícale el tiempo que creas conveniente, puede ser un minuto, cinco o más.

No desesperes si tu mente se distrae, eso es completamente normal. Estás frente a un entrenamiento para que haga lo que tú deseas y no huya descontrolada buscando nuevos pensamientos. Con la práctica, cada vez será más sencillo.

Muchas personas me comentan que se sienten frustradas porque no logran la concentración, pero que son capaces de reconocer cuando su mente deja de lado todas las preocupaciones. Ese instante de conciencia es el que buscamos lograr, pero al mismo tiempo, ese instante es el que nos aleja de la concentración. Paradójico, ¿no?

Para ayudarte en tu práctica del Mindfulness, quiero compartirte un audio que te guiará durante todo el proceso. Sólo tienes que escoger un momento adecuado del día en que puedas dedicar un poquito de tiempo sin distracciones externas, sin teléfono, en silencio, sin tu familia o tu jefe interrumpiendo este momento. Siéntate cómodamente, coloca la espalda recta pero sin forzar la posición. Haz sonar el audio y cierra los ojos.

En Octhopus estamos empezando a usar esta técnica y nos ha servido mucho. Luego de esta sesión de Mindfulness, tú cuéntanos de tu experiencia tranquilizando a tu cerebro de mono…

Créditos: El audio es cortesía de la web Mindfulness Exercises. Fue realizado por Jorge Benito, investigador,  estudiante de neurociencia por la Universidad de Harvard y experto meditador.

Por: Andrés Mayo 



Post más antiguo Post más nuevo

MXN