Cómo reconocer una buena decisión – Octhopus Liquid error: Error in tag 'section' - 'preguntas' is not a valid section type icon-account icon-glass
Escríbenos por Whatsapp

Cómo reconocer una buena decisión

La vida fluye en un constante cambio en el que, para sobrevivir, debemos tomar decisiones. Elegir es un proceso cotidiano, ya sea que se trate de las decisiones más mundanas como de las más importantes, todo este flujo pasa por el filtro de nuestras emociones y nuestro pensamiento racional.

La toma de decisiones es una capacidad humana que conjuga el poder de la razón con el poder de nuestra voluntad. El pensamiento aporta claridad al corazón y la voluntad persigue la elección correcta. La toma de decisiones muestra el libre albedrío de cada ser humano, por lo que se considera que tomar buenas decisiones es la gran clave del éxito en la vida.

Tomar una decisión requiere un proceso reflexivo que necesita tiempo para valorar distintas opciones, pero también asumir las consecuencias de cada decisión, sin olvidar que no existe un único camino correcto.

En un artículo para la revista Entrepreneur, el coach de negocios Jeff Boss, afirma que la toma de decisiones puede ser el mayor peso que caiga sobre los hombros de un emprendedor, lo que puede hacerte daño si no sabes cómo manejar el estrés o si los resultados no son los ideales.

Y enumera 9 características que podrán ayudarte a reconocer si estás tomando una buena decisión:

1. Las buenas decisiones tienen un impacto positivo en los demás

Los beneficiados por una decisión positiva serán los mejores voceros de esta decisión, en caso contrario, si se consideran afectados se convertirán en fuertes críticos de una mala decisión. Escucha a tu entorno para reconocer lo que piensan.

2. Las buenas decisiones son replicables

La gente buscará imitar las buenas decisiones para implementarlas en su empresa.

3. Las buenas decisiones fomentan oportunidades de crecimiento

Cuando se toman decisiones que benefician a la organización de tu empresa motivarás a tus colaboradores a tomar decisiones efectivas.

4. Las buenas decisiones incluyen a otros

Puedes quedarte con el mérito de tomar una buena decisión, pero su implementación incluye a tu equipo de trabajo, por lo que el logro final corresponde a todos.

5. Las buenas decisiones son ejecutables

Ligado al punto anterior, una decisión debe ser transparente y clara. El equipo de trabajo debe ser capaz de implementar correctamente las decisiones, lo que minimiza la incertidumbre que puedan generar los nuevos planes para la organización.

6. Una buena decisión es sistemática

Una buena decisión se debe sostener en el tiempo, encaminada a lograr el éxito de los objetivos.

7. Las buenas decisiones son responsables

Cuando se establecen los criterios de una toma de decisiones se transparenta el proceso ante los miembros de la organización, lo que conlleva a actuar de forma responsable.

8. Las buenas decisiones son pragmáticas

Es necesario eliminar los sesgos emocionales egoístas en la toma de decisiones. Cuando te enfrentes a una decisión difícil hazte la pregunta: ¿a quién beneficia esta decisión?

9. Las buenas decisiones implican la autoconciencia

Si es tu responsabilidad decidir la estrategia de la empresa pero nunca has realizado un bosquejo estratégico, evalúa tus límites, y considera contar con un experto en la materia. Esto puede tener un impacto positivo en tu organización. No seas esa persona que se aferra a la toma de decisiones porque te confiere autoridad y te hace sentir importante.

Las decisiones que tomas como empresario tienen grandes repercusiones en tu empresa, por lo que deberás mantenerte alerta antes las oportunidades que se te presenten, porque no se trata de aprovechar cualquier oportunidad, lo que quieres es la oportunidad que te lleve al éxito.

 

Recomendaciones

Si estás interesado en profundizar en el tema, te recomiendo el libro Navigating Chaos: How to Find Certainty in Uncertain, de Jeff Boss. En este libro, el autor parte de sus experiencias en el mundo militar y empresarial, y destaca cómo las personas y las organizaciones pueden forjar certidumbre en medio del caos inevitable.

 

Por: Andrés Mayo



Post más antiguo Post más nuevo

MXN