Como te ven(des) te (con)tratan

Como te ven(des) te (con)tratan

Por: Andrés Mayo

Es indudable que para obtener un buen empleo o lograr más clientes no solo basta una certificación o un título universitario, sino poseer las habilidades adecuadas para ejecutar de manera óptima tus funciones y también que los demás noten tu valor, es decir, una buena reputación.

Hoy, no puedes esperar a que casualmente te reconozcan, es importante que tomes la iniciativa y te hagas notar, esto puedes lograrlo a través del Personal Branding o Marca Personal, una tendencia en auge en el mundo de los negocios, que lo mismo funciona si perteneces a una organización, como si trabajas por tu cuenta.

¿Qué es el Personal Branding? Se trata de aplicar estrategias de mercadotecnia a tu persona, como si fueras un producto, para crear la necesidad de tus servicios. No te asustes, puede sonar frío y hasta calculador, pero en realidad es un proceso de autoconocimiento, de valoración de tu persona y de tus habilidades. Se trata de saber gestionar tu reputación y puede serte útil si deseas conseguir nuevos clientes, cambiar de empresa, e incluso si buscas un ascenso en tu propia organización. Tener una marca personal clara y atractiva te podrá ayudar en el proceso.

Imagina que planeas vender tu auto. Cuando vas a mostrarlo seguro que lo lavas y enceras, lo aspiras y limpias las vestiduras, e incluso lo llevas al taller mecánico para que ajusten su maquinaria. Al posible comprador le hablas de las mejores funcionalidades del vehículo, e incluso le cuentas anécdotas referidas a aquella ocasión en que el auto demostró sus mejores características. ¿Por qué haces esto? Sin duda, para que resulte atractivo al interesado. Bueno, pues esto mismo aplica para ti. Y no se trata únicamente de pulir tu exterior, sino de destacar lo mejor de ti, tu experiencia, tus logros.

Por eso, te comparto algunos consejos para comenzar a crear tu marca personal:

  1. Define tus valores. Los valores son tu marco de acción, los que guían tu forma de actuar, conocerlos es conocerte. A partir de ellos tomas tus decisiones e impiden que tomes acciones que vayan en su contra.
  2. Define tu posicionamiento. Este es el lugar al que pretendes llegar. Lograr que la gente piense y hable bien de ti, a partir de tus habilidades, tu experiencia y las evidencias que los sustentan.
  3. Identifica tus habilidades. Haz un inventario detallado de todas tus habilidades, en particular de aquellas que pueden llegar a posicionarte como un referente en tu ámbito.
  4. Valida tus habilidades. Necesitas construir la evidencia de tus habilidades. Difúndela en tus redes sociales y con tus conocidos. Pero se moderado, no te conviertas en el presuntuoso o en el arrogante, esto va en contra de los que estás buscando. Es mejor que tus acciones hablen por ti.
  5. Se consistente y perseverante. Pon en práctica tus habilidades, utiliza tu experiencia. Que quienes te rodean reconozcan tu trabajo a partir de tus resultados. Esto hará que hablen bien de ti, de forma natural.

Recuerda que una marca personal parte de tu realidad, se justo y crítico con tu persona, no exageres al definirte. Afirmar que eres cumplido y responsable cuando sueles llegar tarde a las reuniones, o cuando acostumbras a pedir prorrogas en la entrega de trabajos puede ser decepcionante para tus jefes o clientes, además de que derrumbará la imagen que pretendes crear en ellos.

Aún hay muchos aspectos que me gustaría seguir compartiendo contigo para ayudarte a cimentar tu reputación, tu Marca Personal, pero lo haré en la siguiente ocasión, sígueme en Facebook, Linkedin y Twitter.

Te sugerimos este libro:

Impressions: The Power of Personal Branding in Living an Extraordinary Life de Coyte G Cooper


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados