La meditación en el trabajo – Octhopus Liquid error: Error in tag 'section' - 'preguntas' is not a valid section type icon-account icon-glass
Escríbenos por Whatsapp

La meditación en el trabajo

La policía del mindfulness

Lo primero que debo aclarar es que entiendo que la meditación es una de muchas maneras de ser mindful, pero seguramente en el artículo mezclaré ambos conceptos y por ello me disculpo de antemano. Reforcé la importancia del mindfulness en mi vida hace un par de semanas, a pesar de llevar más de un mes meditando de manera diaria. Manejaba en tráfico pesado cuando un par de policías me pidieron orillarme. Indicaron que yo estaba utilizando mi teléfono móvil. Me extrañó ya que el dispositivo estaba conectado a su cargador, bloqueado y sin apps abiertas. Pero me preocupó tanto la gravedad de la falta como el que yo no tuviera consciencia de si lo había utilizado o no. 

Ese día, después de que se demostró que no utilizaba el móvil, decidí ampliar el mindfulness más allá de mi práctica diaria de meditación y estar pendiente de qué hago en todo momento, además de estar siempre presente. Es un viaje que apenas inicio pero espero tenga muchos resultados positivos. En este artículo quiero compartir lo que Mariel, mi asistente virtual de Octhopus, y yo hemos investigado sobre la meditación en el trabajo, sus beneficios y "cómo hacerlo". En mi experiencia personal, ha sido instrumental en ayudarme a seguir mi renovada rutina para mayor productividad y enfoque.

1. Los beneficios de la meditación

En un primer artículo que leímos sobre este tema se listan cuatro beneficios: mejor capacidad para manejar el estrés, aumento de la calidad del sueño, mayor energía mental y une mejor capacidad de concentración. Entre estos beneficios, uno que me parece muy útil es el manejo del estrés. Hace poco alguien me mencionaba que no me notaba preocupado, creo que meditar ha tenido mucho que ver con eso (ya sea en realidad o de manera aparente).

Adicionalmente, encontramos otros beneficios en otra lectura:

  • Fomenta la unión entre los empleados; 
  • Alivia el ruido mental; 
  • Promueve la claridad mental y conecta con la empresa; 
  • Promueve la energía creativa para tomar mejores decisiones; 
  • Reduce la tensión, fomenta las emociones positivas y reduce las negativas; 
  • Aumenta la productividad y la concentración; 
  • Ofrece una sensación de paz y optimismo.

En un artículo, Vanessa Loder habla sobre el libro "Mindful Work", escrito por David Gelles, un reportero que ha practicado la meditación por quince años. Se discute un cambio de paradigma en el que el equipo de liderazgo de la empresa busque mejorar el bienestar de cada empleado. El libro discute cambios que se han visto en diversas compañías a partir de que se implementó la meditación durante las horas laborales.

Un beneficio que nos pareció interesante fue la solución de conflictos, como describe HBR. Al enfocar la meditación en ser una mejor persona con aquellos que nos rodean, se puede mejorar la comunicación y las relaciones laborales. Imagina, evitar frustraciones y enojos en el trabajo al meditar unos minutos al día ¡vaya beneficio!

2. Consideraciones en el trabajo

Entonces, es claro que existen beneficios en el entorno profesional. Hace poco leí como la práctica de meditación y mindfulness creció en Google hasta derivar en un instituto independiente. Pero, ¿cómo aplica la meditación en la oficina?

Ya que la meditación reduce el estrés en el trabajo, hay lecturas que refuerzan su uso para retener talento y cómo hacer que funcione para la salud, lo social y el trabajo.

En un artículo muy completo de Relajemos.com se explora el meditar en el trabajo a través de la técnica de atención plena/consciente o mindfulness. Esta metodología implica ejercicios de respiración y de concentración que se pueden realizar en cualquier momento del día. La práctica lleva incluso a desarrollar la inteligencia emocional para contribuir a relaciones interpersonales positivas.

David G Allan explica el por qué meditar de 10 a 15 minutos en la oficina reduce la ansiedad y aumenta la resiliencia. Si se quiere practicar en ese entorno, es importante buscar un espacio que se preste, sin tanto barullo o distracciones.

Gina Soleil, en su artículo "How to Meditate at Work" aconseja prácticas que "rodean" la meditación, como tomar agua continuamente, ir al baño para respirar y relajarse, así como un pretexto para moverse y caminar. Adicionalmente describe una práctica muy sencilla: al estar sentado en tu silla, coloca los pies en el suelo y cierra los ojos por unos minutos. También describe cómo podemos crear un espacio en nuestra oficina o escritorio relacionado a la naturaleza, como una planta, una pequeña fuente, etc.

3. La meditación en mi rutina

Justo el día que escribo este artículo logré una racha de 50 días seguidos meditando por la mañana, que excede por mucho mis consecutivos anteriores. Hace un par de meses renové mi rutina para mejorar mi enfoque, impacto profesional y salud. Un elemento importante en ella es empezar el día con silencio. Generalmente me levanto entre 4:30 y 5 am, y medito utilizando una app. Adicionalmente, tengo la meta de meditar algunos días por la noche, aunque he sido bastante inconsistente ahí. 

 Meditar me ha ayudado a detectar cuando estoy distraído y a iniciar el día con calma, manejando mejor mi estrés. Hay días en que puedo mantener buen enfoque y muchos más en que soy un desastre, pero si siento cómo ha mejorado mi práctica en estas últimas semanas.

Cómo meditar

Hay distintas metodologías de meditación, algunas descritas en los artículos ya mencionados y en las que definitivamente no soy experto. Un principio básico es seguir la respiración, enfocarse por completo en ella. Otra metodología es el recorrido del cuerpo, donde se van analizando las sensaciones de cabeza a pies, sin juzgar ni reaccionar. Sin importar la metodología que se use, es importante detectar cuando se distrae uno en otros pensamientos, y regresar a la respiración. 

 Ya que aún no medito por mí mismo, hay dos herramientas que me han ayudado a hacer de la meditación un hábito, aunque también me indican lo mucho que me falta para ser un experto en ella:

  • Calm es una app que utilizo en mi teléfono. Cada día tiene una nueva meditación que se puede acompañar con sonidos ambientales. Me lleva un registro de cuándo he meditado y adicionalmente tiene programas temáticos, clases y programas para dormir.
  • Muse tiene una app parecida a la anterior pero agrega hardware que mide ondas cerebrales y da retroalimentación sobre la calidad de la sesión. Es útil para mejorar la práctica de meditación en el tiempo.

Algunos “extras” sobre la meditación

Libros:

10% Happier describe la historia de cómo Dan Harris se acercó poco a poco a la meditación y el efecto que encontró al practicarla.

Investigando, Wherever You Go, There You Are es un libro que quiero leer, ya que habla de mindfulness en el día a día.

Pláticas TED:

Adicionalmente, encontramos una lista de pláticas TED sobre temas de meditación.

Entonces, ¿quieres meditar para mejorar tu "presencia" y enfoque en el trabajo? ¿Quieres mejorar la estrategia que defines para tu emprendimiento? ¿O simplemente quieres vivir el momento, en casa o en la oficina? Medita y evalúa si algunos de estos puntos mejoran. Nada pierdes con intentar, ¿o sí? 


Si tienes preguntas sobre cómo empecé a meditar, cómo una de mis asistentes virtuales me ayudó a transformarlo en un hábito, o comentarios sobre el artículo...


Hugo M. Bretón

es silencioso por naturaleza pero lleva pocos meses utilizando la meditación para callar su mente inquieta. Cuando no está en pleno mindfulness, es líder de productos y proyectos en Octhopus y una empresa de videojuegos. Su aspiración es ser mindful todo el tiempo y que esa presencia lo haga más efectivo en su vida y su trabajo.



Post más antiguo Post más nuevo

MXN