Enfócate para alcanzar el éxito

Enfócate para alcanzar el éxito

Por: Andrés Mayo Góngora

En nuestra realidad actual, cada vez es más común encontrarnos en oficinas abiertas que estimulan el trabajo colaborativo pero propician la distracción, nos bombardean por correos electrónicos que nuestros compañeros y clientes insisten en que respondamos al instante, asistimos a infinidad de reuniones de trabajo y al mismo tiempo se espera que produzcamos los mejores resultados posibles.

El periodista Nicholas Carr, en un artículo para la revista The Atlantic Monthly, nos muestra un diagnóstico de la situación:

“Al parecer internet está socavando mi capacidad para la concentración y la contemplación. Y no soy el único”. 

Desafortunadamente al momento de reemplazar la distracción por la concentración que el enfoque permite, las cosas no son tan sencillas.

Luego de mucho tiempo de ensayo y error, Cal Newport, profesor de ciencias de la Computación en la Universidad de Georgetown, desarrollo un plan de 4 estrategias para enfocarse y realizar un trabajo a profundidad. Cuatro pautas que podrán ayudarte a activar tu capacidad de enfoque:

1. Trabaja profundamente

La habilidad para llevar a cabo un trabajo en profundidad es cada vez más escasa, pero al mismo tiempo, cada vez más valiosa en nuestra economía. Como resultado de esta dinámica, triunfarán quienes cultiven esta habilidad y hagan de ella el pilar de su vida laboral.

La clave para desarrollar el hábito del trabajo profundo es crear rutinas que minimicen la resistencia a la concentración. Por ejemplo, establecer un horario para realizar trabajo profundo; determinar un lapso de tiempo que dedicarás a esta tarea; acondicionar el espacio donde llevarás a cabo esta práctica; así como eliminar aquellas cosa que pueden distarte como un televisor, el teléfono e incluso el internet. 

2. Acota las distracciones

Muchas personas suponen que pueden pasar de la distracción a un estado de concentración cada que lo necesiten, pero esta suposición es optimista. Cuando nuestro cerebro está acostumbrado a distraerse, busca insistentemente esos momentos.

El consejo de Newport es que establezcas momentos para la distracción en medio de tu trabajo profundo. Esta estrategia no amplia tu capacidad de concentración, sino que le enseña a tu mente a minimizar la cantidad de veces que cedes a la distracción. Por ejemplo, determina cuanto tiempo emplearás en utilizar el internet (si este es tu principal distractor). En caso de que el internet sea una herramienta de trabajo, dedica el tiempo programado a algún otro distractor, la televisión, por ejemplo.

Utiliza esta estrategia tanto en casa como en tu oficina

3. Aléjate de la redes sociales

De acuerdo con la Asociación de Internet.mx, los mexicanos pasamos en promedio 7 horas 14 minutos al día conectados a las redes sociales. Así que esta estrategia puede resultar obvia, pero Cal Newport no se refiere a un simple “usar menos las redes”, sino que va más allá al sugerirte cortar de tajo con ellas. Para esto te invita a reflexionar sobre el uso que les das, así como los beneficios que aportan a tu vida y trabajo.

¿En realidad necesitas, Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Whattsapp, Tumblr, LinkedIn y la red de moda más reciente? ¿Cuánto tiempo le dedicas a cada una de ellas? ¿No crees que la calidad de tu vida y tu trabajo sería mucho mejor si eliminaras algunas de tus cuentas?

Incluso si elijes solamente una red social, dedicarás un mayor enfoque y una mejor comunicación en ella.

 4. Elimina lo superficial

El trabajo profundo requiere que seas respetuoso con tu tiempo, por lo que en este caso el consejo se refiere a que agendes los asuntos a los que vas a dedicar tu día. Tal vez la idea de estructurar cada momento de tu vida -señalando tiempos para cada asunto- te parezca excesiva y prefieras dejar al azar el acontecer cotidiano. Sin embargo, si quieres desarrollar tu verdadero potencial, debes aprender a superar la desconfianza que te produce la estructura.

Si no tienes claro el tiempo que te llevará alguna actividad, otórgale minutos extra para realizarla con holgura. La ventaja es que podrás determinar el tiempo que le dedicas a las actividades superficiales y de distracción.

Cal Newport está seguro que una vida enfocada al trabajo profundo no es para todos, requiere esfuerzo y cambios drásticos en tus hábitos. Pero si estás dispuesto a realizar este esfuerzo, pronto descubrirás que la profundidad propicia una vida productiva y llena de sentido.

Si estas interesado en profundizar tu capacidad de enfoque a través del trabajo profundo te recomiendo el libro de Cal Newport Enfócate, Consejos para alcanzar el éxito, de la Editorial Paidós, ahí desarrolla en amplitud los conceptos que he apuntado en esta colaboración.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados